LIMPIEZA FACIAL

LIMPIEZA FACIAL

Una piel bonita no solo necesita estar nutrida; también debe limpiarse en profundidad por la mañana y por la noche. Puedes elegir entre geles limpiadores, mousses, toallitas o leches limpiadoras: todo depende de ti y de tu tipo de piel. Además, tu rutina de belleza debería incluir un tónico facial y un desmaquillador de ojos.
14 resultados

Afinar mi búsqueda

Afinar mi búsqueda Cerrar
Limpieza facial para piel normal/mixta

Lo ideal es lavarse el rostro dos veces al día con un limpiador facial de NIVEA. Un gel limpia y ayuda a mantener el equilibrio de la hidratación natural de la piel. Para pieles normales o mixtas, una espuma limpiadora también puede ser una buena opción para desmaquillar y purificar la piel. No solo limpia en profundidad, sino que también es agradable para la piel. La espuma aporta un aroma limpio y fresco, es fácil de aplicar y hace que tu piel se sienta nutrida tras el aclarado. Si tienes la piel mixta/grasa, lavar y exfoliar es la mejor forma de limpiar tu rostro cada día. Los exfoliantes faciales reducen el exceso de sebo sin afectar al equilibrio natural de la piel. Sus partículas exfoliantes limpian los poros y ayudan a reducir las imperfecciones a largo plazo, lo cual a su vez previene con eficacia que se formen manchas y nuevas imperfecciones.

Limpieza facial para la piel seca y sensible

Una limpieza suave es fundamental si tienes la piel seca y sensible. Tus productos de limpieza deben proporcionar una hidratación adecuada y no irritar la piel. Descubre más sobre los productos de limpieza para piel sensible de NIVEA: un limpiador facial especial para piel seca disuelve el maquillaje y aporta hidratación a la piel. Incorporándolos a tu rutina de limpieza, las partículas de suciedad y maquillaje son retiradas suavemente, reduciendo el enrojecimiento, aliviando la sensación de tirantez y combatiendo la sequedad. Gracias a su fórmula respetuosa con la piel, NIVEA Leche Limpiadora Suave o NIVEA Bajo la Ducha Desmaquillador para piel sensible mantienen el equilibrio natural de la piel y eliminan las impurezas eficazmente. ¿Y si tienes prisa? Entonces una práctica toallita desmaquilladora es justo lo que necesitas.


Limpieza facial para piel grasa y con imperfecciones

Para limpiar la piel grasa y con imperfecciones recomendamos un exfoliante con micro-partículas. La exfoliación retira las células muertas de la piel y estimula la circulación y la renovación celular del rostro. Así conseguirás un tono de piel más brillante y uniforme desde el momento de la limpieza. Si usas maquillaje para ocultar las imperfecciones, la limpieza diaria es todavía más importante. Después de la limpieza, es clave aplicar un tratamiento que tonifique y refresque: tu mejor opción es un tónico facial, que ayuda a restablecer el equilibrio a la piel, elimina los últimos restos de suciedad y maquillaje y garantiza que la piel esté en las mejores condiciones para asimilar mejor el siguiente paso de tu rutina de cuidado facial. Para utilizarlo, basta verter unas gotas de tónico en un disco de algodón y pasarlo con cuidado por la piel.