La piel después de la exposición al sol

El uso de productos para el sol debe ser parte de su régimen de cuidado de verano, no solo antes de salir al sol, sino también durante y después de la exposición al sol. Mientras que una loción solar, un aerosol solar o un protector solar protegen la piel de la radiación UV, después del cuidado solar se enfría y calma la piel estresada e irritada después de la exposición al sol. Tomar el sol deshidrata la piel y el cloro o el agua salada también ejercen una carga adicional. Los productos para después del sol proporcionan alivio y una sensación agradablemente fresca en la piel. El excelente cuidado proporcionado por el efecto refrescante hace que los productos para después del sol sean una parte indispensable de su régimen de belleza en los cálidos días de verano.

¿Puede una loción para después del sol ayudarme a mantener mi bronceado por más tiempo?

Sí, el cuidado y la humedad de un producto para después del sol proporciona resultados en un bronceado más duradero. Esto se debe a que la piel seca arroja sus células más rápido, perdiendo así su bronceado. La aplicación constante de un producto para después del sol combate esto.